miércoles, 29 de septiembre de 2010

Reflexión sobre un día de huelga

Hoy a sido un día de sorpresas para mi ya que: Cuando pensaba ser el único “servicio mínimo” que acudiera hoy a trabajar, me he encontrado que han ido hasta la gente que hace meses que estaban de baja y donde esperaba encontrar al piquete informativo de costumbre, he encontrado a tres compis del COCO tomando café de un termo, que por las horas que eran debía de estar bastante frío, y cinco coches de los del tricornio montando guardia. Si el éxito o fracaso de una huelga lo tenemos que medir por el dato de presencia de trabajadores en las empresas, esta ha sido el mayor fracaso en lo que llevamos de democracia.

Comentando esto con mis compañeros, entre ellos el delegado sindical que también ha venido a trabajar, hemos llegado a la conclusión que los españolitos ya somos mayores de edad y capaces de tomar decisiones por nosotros mismos sin ser coaccionados por los sindicatos, la patronal o el gobierno. Para mí esto es mucho decir, ya que un pueblo de fútbol y toros es bastante facil de ser engañado en todos los sentidos, pero parece que algo ha empezado a cambiar en el ambiente laboral español. ¿Será que la cosa está tan mal que nadie se quiere arriesgar a nada, o será que como yo, opinan que esta huelga Light es simplemente para limpiar la mala imagen de los lamezapatos de los sindicatos???...

Sea como sea, la única palabra con la que se puede describir el día de hoy es normalidad, ya que si hoy me despertara sin saber lo de la huelga, seria muy difícil encontrar en mi ciudad ni un solo indicio de ella; Bares, comercios y quioscos abiertos, los colegios dando clases, los repartidores en doble fila, los municipales poniendo multas, los autobuses con los retrasos de costumbre, pero eso si con el cartelito de “Servicios Mínimos”, para tener excusa… Si, se que me vais a decir que ha habido disturbios, detenidos, rotura de cristales y un largo etc. de actos poco afortunados, pero la realidad es que en mi ciudad no han cerrado más que aquellas empresas que necesitan muy pocas excusas para cerrar y como soy de Valencia no creo que tenga que dar muchos más datos para que todos mis conciudadanos acierten que empresas han sido sin mucho pensar, (cada uno que saque sus propias conclusiones). Por todo esto me pregunto: ¿Estarán pagando los sindicatos con este desprecio de los trabajadores su servidumbre gubernamental?.

Sin que le sepa mal a nadie les recomendaría al Sr. Méndez y Toxo que piensen lo que han estado haciendo y recapaciten sobre su actitud, porque si no les voy a ver muy pronto en la misma cola donde han permitido a este gobierno inútil llevar al 20% de los trabajadores españoles.

Un saludo compañeros
Related Posts with Thumbnails

Follow by Email

 
Ir Arriba