lunes, 13 de junio de 2011

Reflexión sobre el final del 13M.

Como todo lo que empieza tiene un final, el movimiento callejero 13M se ha ido diluyendo en si mismo en estos últimos días y como siempre que ocurre algo así los restos interesados de este movimiento están degradando la base moral que nos llevo a todos los ciudadanos de este país a apoyarlos o por lo menos a soportadlos.

Lo que un día empezó como un grito por una sociedad nueva, con una forma de pensar apolítica y social, se ha quedado en un grupo de alborotadores que al servicio de algunos partidos políticos y a muchos intereses creados, se dedican a ir de un lugar a otro de las ciudades al son que marcan algunos señoriítos desde sus lujosos despachos. El ejemplo más claro lo podemos encontrar en Valencia, donde la instigación a los políticos de la comunidad fue el detonante de una respuesta demasiado contundente por parte de la policía, también lo hemos podido ver en la toma de posesión de las corporaciones locales, donde las protestas en las puertas de algunos ayuntamientos, no han sido del todo pacíficas y han necesitado de la actuación policial para mantener el orden publico.

Esto que no debían de haber pasado, ocurrió cuando se corrompió los principios del movimiento politizando sus fines y dejando que sean unos pocos partidos minoritarios los que marquen del devenir de las cosas, manipulando a los pocos de buena voluntad que aun quedan ahí, utilizándolos como infantería barata contra el sistema buscando rédito político con ello.

foto del Pais




Hoy, desaparecidas ya las acampadas mayoritarias, la batalla por el espíritu del 13M, continua en los barrios de las grandes ciudades, donde sus ciudadanos no se resignan a seguir siendo carne de cañón para todos los males que los políticos, los bancos y el gran capital nos quieran tirar encima.

Un saludo.


martes, 7 de junio de 2011

Reflexión sobre el príncipe y la republicana.

Que muchos de nosotros no votáramos la constitución, como en mi caso porque era un crío, o  como es el caso de la protagonista de la historia porque todavía no había nacido, no nos da derecho ha pensar que los que lo hicieron por nosotros estaban equivocados.

Si vemos nuestra historia reciente desde un prisma neutral, nos daremos cuenta de que a pesar de todos los errores que se cometieron durante la transición, la nuestra fue modélica por el comportamiento  de los ciudadanos de este país que pasaron de un régimen dictatorial y uno democrático sin derramamiento de sangre, no como ha pasado y sigue pasando en el resto del mundo. Para unos esto supuso olvidar las huellas del pasado, arrinconando en el fondo del corazón a sus familiares enterrados en cualquier cuneta de España. Para otros supuso renunciar a sus pretensiones políticas y a sus convicciones personales y para la gran mayoría lo que más supuso fue una gran ilusión en un nuevo futuro que hemos sabido llevar a buen puerto entre todos.

Dicho esto, que en principio ya entra en conflicto con la protagonista de nuestra historia paso a reflexionar sobre si esta señorita ha hecho lo correcto al increpar al príncipe de Asturias y si verdaderamente tenia algún propósito aparte, por supuesto, de su minuto de gloria.  Según donde leas el “incidente”, cae de uno u otro lado, pero si escuchas y ves las imágenes, no cabe pensar que el príncipe tuviera intención en ningún momento de faltar al  respeto a esta ciudadana, que exponía su forma de pensar libremente tal y como establece nuestra constitución, esa que ella critica por no permitirle hacer un referéndum para decidir el modelo político de nuestro país.




Si tenemos que tener monarquía o republica, o simplemente NADA, que es otra opción tan respetable como las demás y mucho más barata, es algo que se puede debatir en cualquier momento dentro de nuestra sociedad y dentro de los límites y normas de nuestra carta magna. Lo que  no se puede hacer, es querer imponer unas ideas minoritarias, (menos de 5% de la población española), sobre las ideas de la mayoría de los Españoles.
 
Pese a quien le pese, nuestro país sigue siendo monárquico, o cuanto menos, este es un tema que le preocupa bien poco y a los votos que reciben los partidos republicanos me remito para mantener este afirmación, con lo que todo lo que pueden hacer los que mantienen la idea de la España republicana, es increpar a un príncipe o a un político buscando el minuto de gloria en la televisión, que sin duda hace mucho por su causa, aunque no tengo muy claro si para bien o para mal.

Yo que me considero Juan carlista, no las tengo todas conmigo sobre el futuro de la monarquía española; Lo que si que tengo claro es que: es un sistema que funciona bien en su base, sirviendo a su propósito de representación del estado y es mucho más barato de las republicas vecinas y que si algún día desaparece debía de ser para no crear nada en su lugar, siendo el presidente del gobierno quien ejerza la jefatura del estado durante su legislatura,  con lo que evitaríamos un cargo más chupando de la teta nacional, que por si alguien no se ha dado cuenta, ya hace mucho que no da leche para mantener a tanto gorrón.

Un saludo a todos los ciudadanos de uno y otro lado.

jueves, 2 de junio de 2011

Reflexión sobre lo ladrones y sinvergüenzas que pueden llegar a ser algunas instituciones públicas Valencianas.

Que tener un vehiculo a motor en Valencia es un artículo de lujo y así lo pagamos año tras año, es algo conocido por todos los que lo tenemos que pagar por narices. IVA e impuesto de matriculación cuando lo compramos, impuesto de circulación todos los años con su correspondiente subida anual, que en ningún momento se corresponde con las mejoras que se realizan en la red vial, los impuestos sobre los carburantes y por último ese impuesto revolucionario al mas puro estilo terrorista: La ITV, donde nos obligan a pasar por una empresa privada, donde nos “verifican” que nuestro vehiculo esta en condiciones de circular, siempre por un “módico” precio que en la comunidad valencia duplica el de otras comunidades autónomas de España.

Es por esto, que por ser obligatorio y estar los de la DGT, ojo avizor por si llevar o no la pegatina en el cristal, que los ciudadanos de la comunidad valenciana se han buscado la manera de estar en regla sin tener que pedir un préstamo para ello; Por ello todos los que podían se marchaban fuera de la comunidad para pasar la ITV.  Al ver esas empresas que su negocio empezaba a bajar, les dieron un toque de atención a sus vasallos, los políticos de la comunidad, para que impusieran una ley que obligara a todo hijo de vecino a pasar por su caja en la Comunidad, no dando como valida la revisión en cualquier otra ITV de España. De manera que los doberman con tricornio de la DGT y los caniches con gorra de los ayuntamientos de turno, ya pueden multar a diestro y siniestro a todo aquel que no lleve la pegatina ITV valenciana.

Esto que es a todas luces una aberración, es lo que le ha pasado a un vecino de Utiel que ha sido multado por pasar la ITV de su vehiculo en otra comunidad autónoma y que además tuvo que sufrir las tonterías de los agentes del municipio Valenciano de Ribarroja del Turia, que no son conocidos en la comarca por sus virtudes y si por ser mas chulos que un tonto con un palo en la mano. Si esto no es afán recaudatorio que venga Dios y lo vea, pero con la ITV pasada en Valencia, que si no multa al canto.

Un saludo conductores.
Related Posts with Thumbnails

Follow by Email

 
Ir Arriba