lunes, 3 de agosto de 2009

Reflexiones sobre la justicia y la política

Hecha la ley, hecha la trampa. Nunca se ha podido aplicar tan bien este dicho como en la red valenciana del caso Gürtel.



Hoy hemos sabido que por dos votos sobre tres, nuestro queridísimo president de la Generalitat Valenciana, (lo de queridísimo no es coña, ya que sinvergüenza o no los Valencianos lo apreciamos mucho), ha salido inocente en primera instancia de su acusación de cohecho.

Si bien esto exonera a Camps y compañía de su responsabilidad penal y las urnas le exoneraron de su responsabilidad política, sinceramente creo que su responsabilidad ética y moral, le debían de llevar a no presentarse a las próximas elecciones como cabeza de lista del PP.

No es un secreto para ningún valenciano, que la era en la que más y mejor ha evolucionado Valencia hacia el futuro ha sido con el PP en el gobierno, ya que aunque parezca mentira la época socialista, con gobierno central socialista y con las comunidades vecinas socialistas, fue una época de declive para la Comunidad Valenciana.

Esto no disculpa el comportamiento poco ético de nuestros dirigentes, ya sea por aceptar un traje, un bolso o 1 millón de €, por hacer la vista gorda mientras se edificaba en un parque natural, esto es el día a día de los políticos en España.

Que yo sepa, no hay ningún partido político que después de haber gobernado en algún ayuntamiento, comunidad o nación, no le hayan salido ratas entre sus afiliados, que de una u otra manera, se ha beneficiado de su puesto, de sus amigos o familiales en el gobierno en su provecho propio y del partido.



Lo que me alucina todavía, es la poca vergüenza de algunos dirigentes que lanzan la primera piedra, como si ellos o los miembros de su partido no estuviera siendo investigados y condenados por lo mismo o cosas mucho peores que lo que están criticando.

Otra cosa a tener en cuenta, es la clara politización de la política, ya que desde el primer momento que esté caso llegó a los tribunales de Valencia, todos los valencianos teníamos muy claro que Camps y compañía iban a salir amparados por la justicia Valenciana, ya que fue el PP quien puso a esos jueces donde están y eso es una clara trasgresión de la libertad de la Justicia en España, (sirven a su señor).

Por supuesto esto no ha terminado, anunciándose recursos a diestro y siniestro y poniendo el grito en el cielo por que persona tan “culpable” haya podido salir airosa de este trance; Condenando unos a aquella justicia que hace pocos días alababan y alabando los otros a esa misma justicia que meses atrás aborrecían. Que curioso este mundo.

3 comentarios:

  1. Es una vergüenza que este tio quede libre solo por ser quien es. Viva la justicia española.

    ResponderEliminar
  2. Es la triste historia de nuestro país, se tira la piedra pero se esconde la mano. Por que a pesar de lo que se lee por otros lados, el Tribunal ni afirma ni desmiente que el tío Paco se le hiciesen los regalos de marras.

    La duda continua, y no sobre los votantes socialistas, sino sobre muchos otros, los indecisos, los que votan según les dicta su conciencia y los que no están amarrados a uno u otro partido, y tienen subyugado su voto por sus ideales.

    Es terrible que no sepamos si es o no un chorizo, es terrible que la calidad políticas y humana de los sujetos que nos gobiernan sea tan bajo.

    ResponderEliminar
  3. Según creo yo, la pregunta que hay que hacerse después de leer esta noticia no es si Camps y compañía son unos chorizos, que seguramente lo serán como el 90% de los políticos, si no, si podemos confiar en la justicia española. Esta es lamentablemente la peor pregunta que se puede hacer un demócrata en este país.

    ResponderEliminar

Por favor, comenta con educación y respeto

Gracias

Related Posts with Thumbnails

Follow by Email

 
Ir Arriba