miércoles, 1 de julio de 2009

Reflexiones sobre la energía nuclear

Si nos preguntaran al 90% de los españoles si sabemos lo que es la energía nuclear, seguramente divagaríamos sobre lo que es y como funciona, pero nos seria muy difícil el poder dar una opinión fundamentada en datos y no en ideas preconcebidas de un holocausto nuclear.

Como este también era mi caso, tras saltar la noticia de la posible prologa de funcionamiento de la central nuclear de Garoña, me puse manos a la obra para poder entender mejor lo que representa la energía nuclear en España, sus pros y sus contras.
Si me acompañáis en esta reflexión y seguís todos los enlaces, podréis tener una pequeña idea sobre este tema.

Empecemos por el principio. La energía nuclear con fines pacificos se fundamenta en dos sistemas que producen gran cantidad de energia la fisión y la fusión. La fisión consiste en dividir núcleos de un material pesado como el Uranio en núcleos mas ligeros que al chocar entre ellos general energía en forma de calor. La fusión en contra consiste en la unión de núcleos ligeros, (Hidrogeno), que genera un núcleo pesado, (Helio), en este proceso se libera parte e la materia que se transforma en energía, (teoría de la relatividad de Einstein).

El sistema utilizado en todo el mundo en la actualidad, por ser más "sencillo" de controlar es el de fisión nuclear. Para ello se utiliza como materia prima un material radioactivo que se encuentra en la naturaleza como es el Uranio.

El proceso de generación de energía es aunque muy complicado en su ingenieria, muy sencillo en su funcionamiento. Los núcleos de Uranio general energía al dividirse en forma de calor, esta energía calorífica calienta agua que convertida en vapor mueve unas turbinas que a su vez mueven un generador que crea electricidad.

El principal peligro de esta forma de generar calor y que la diferencia de otras, como pueden ser el carbón, el gas o el gasoil, es que durante la reacción nuclear se genera radiación de partículas Alfa, Beta y Gamma y estas pueden ser muy dañinas tanto para el medio ambiente como para las personas, (dependiendo de las dosis las puede matar en pocos segundos). Además tienen el problema de que tardan, en algunos casos como puede ser el Uranio 238, más de de 10.000 años en dejar de irradiar radiación y pasar a ser inocuas.

Si bien todo ser humano en la tierra, esta siendo alcanzado por la radiación que se genera en el medio ambiente de forma natural o que nos llega desde el espacio, esta no llega a tener la intensidad necesaria para actuar en nuestro organismo de forma perjudicial, aunque se hayan dado casos de poblaciones que se encontraban encima de una zona rica en Uranio, donde los casos de infertilidad, cáncer de distintos tipos y enfermedades de tipo inmunitario son más altas que en otros lugares.

Hay otros tipos de energía nuclear que están en estudio como puede ser la fusión en frío y en caliente, que podía generar más energía sin el perjuicio de la radioactividad y de sus desechos, pero todavía son una quimera y se necesitarían inversiones multimillonarias para llevarlas a buen puerto.

El principal mito que se genera sobre la energía nuclear, es que no es segura. Si nos remitimos a su historia en el mundo, solo ha habido dos incidentes graves en la historia nuclear mundial, el de Three Mile Island, en Estados Unidos y el de Chernobyl en Ucrania, siendo este último el más grave acaecido nunca por el número total de muertos en el momento de la explosión, como por la cantidad de personas afectadas por la radiación posterior.

En España solo ha habido un incidente que se pudiera clasificar como grave, que fue el incendio en 1989 de la central nuclear de Vandellos I que acabó derivando en su cierre y desmantelamiento. El resto de incidentes se han clasificado como leves.

La única persona en nuestro país que ha sido intoxicada por radiación, no ha sido en una central nuclear, si no en unas instalaciones de Gammagrafía donde un operario de 27 años se sobreexpuso durante 15 minutos a una fuente de cobalto 60, recibiendo una radiación tres veces superior a la que se puede recibir en un año.

Bueno, como ahora ya sabemos como funciona una central nuclear los peligros y virtudes que tiene, vamos a ver por que ser quiere cerrar la central de Garoña.

Santa Maria de Garoña, esta situada en la provincia de Burgos, fue puesta en funcionamiento en 1971, con una vida útil de 40 años que terminará en el 2011. Esta seria la segunda central por orden de antigüedad que se tendría que cerrar en España como ya se hizo en su día con las central nuclear de Zorita, pero el cierre de la central de Vandellos I por un problema técnico, hace que sea la tercera vez que en España se tenga que desmantelar una instalación nuclear de alto riesgo.

Las centrales nucleares generan casi el 20% de la electricidad que se produce en España, siendo la energía más barata de generar, aunque en el coste de generación no se incluye el coste de reciclado de la materia radioactiva sobrante que ya ha generado desde la apertura de la primera central nuclear en España 6.700 toneladas de material de alta radioactividad, que deben de ser tratados y enterrados en los “cementerios nucleares”, de por vida.

De las centrales nucleares que están en funcionamiento en estos momentos, la central nuclear de Garoña es la que menos energía produce 446 Mwe, que es la energía que consume 250. 000 hogares de cuatro miembros durante un año, es decir la electricidad que consume Castilla león o Euskadi. Esta producción de energía se sustituiría fácilmente con el sobrante energético francés, que no nos olvidemos es producido por las centrales nucleares que nuestro vecino tiene bastante cerca de la frontera española.

Si en este país tuviéramos otro gobierno, la central de Garoña no se cerraría al contar con el visto bueno de CSN, (Consejo de Seguridad Nuclear), que tras un estudio minucioso nos afirma sin ninguna duda que Garoña puede seguir en funcionamiento hasta el 2019 sin peligro para la población. Pero aquí aparece la política y un gobernante que pone como prioritario cumplir su programa electoral aunque esto valla a suponer la perdida de mil puestos de trabajos directos, en una zona donde no hay otro trabajo a realizar y en época de crisis.

Aunque como en todo hay voces discordantes, que recuerdan que aunque se han hecho muchas modificaciones, esta sigue siendo una central vieja que acumula una multitud de averías y de errores de gestión.

Al final, lo que se tenía que debatir aquí es el modelo energético que queremos para nuestro país. La opciones son fáciles, ya que son solo dos: Un modelo ecológico que aumentaría nuestra factura mensual de la luz en un 50%, o un modelo sostenible que se compongan de medios de generación de energía ecológicos y que tenga como base medios potentes de generación energética como son las centrales nucleares que nos permitirían a los currantes poder seguir disfrutando de la energía eléctrica en casa.

Si el gobierno toma la decisión de cerrar Garoña, por tener una política energética clara para nuestro país, a mi me parecería razonable. Pero si lo hace solamente buscando votos, mostraría una irresponsabilidad enorme, ya que las centrales nucleares no se pueden apagar y encender al capricho del gobernante de turno, siendo necesario un mínimo de cinco años para la construcción y puesta en funcionamiento de una y es imposible volver a poner una en marcha, una vez se ha empezado a desmantelar.

Nucleares si, nucleares no. Cada uno tiene su opinión y espero y deseo que aquellos que habéis seguido esta reflexión, tengáis la suficiente información para tener la vuestra propia, si que nadie os pueda decir lo que tenéis que pensar por desconocimiento de este tema.

1 comentario:

  1. Hola!
    Tienes un premio en mi blog, pásate cuando quieras a retirarlo.

    http://nipradanimanhattan.blogspot.com

    Enhorabuena y saludos.

    ResponderEliminar

Por favor, comenta con educación y respeto

Gracias

Related Posts with Thumbnails

Follow by Email

 
Ir Arriba