martes, 12 de enero de 2010

Reflexiones sobre una chavada

Chavada: dícese de la tontería de turno que suelta el payaso de Chávez en su homilía semanal de Aló tonto del cu… “digo”, presidente.

La última de Chávez ha sido devaluar a lo bestia su moneda, partiendo del 20,9% en el primer supuesto de cambio y llegando hasta el 100% en el segundo.

Esto que es algo que debía haber hecho hace años de una manera gradual, en vez de mantener un tipo de cambio ficticio que ha hundido al país con una inflación anual, que en el 2009 ha llegado al 25% (oficial) y con una caída superior al 2,5% del PIB, lo único que a generado es el pánico en la población y el aumento incontrolado de los precios, a pesar de que Chávez se ha apresurado a cerrar todos los comercios que no comulgan con su “ideología”, acusándolo de subir los preciso para estafar al pueblo, dejando manga ancha a los que son de los suyos para hacer lo que quieran.

Esta devaluación drástica, lo único que consigue es la perdida adquisitiva del pueblo venezolano y grandísimos perdidas a las empresas extranjeras que están creando riqueza en Venezuela, generando una desconfianza internacional sobre el gobierno venezolano que afectará a las exportaciones que Chávez piensa que va ha estimular con esta medida extrema; Exportaciones que han caído un 42% en 2009 por la antipatía que genera este individuo en el resto de mundo, por lo que si nadie le compra: ¿Qué va a vender?. O ¿es que se piensa este tontaina que la comunidad internacional se va ha quedar de brazos cruzados mientras les intenta fastidiar con nacionalizaciones y intervencionismo estatales, que restringen la libertad de actuación de todas aquellas empresas que no son de su agrado?.
Lo único que exporta Venezuela es petróleo, con lo que si el resto de los países del primer mundo le dejan de comprar, ¿De que va ha vivir Venezuela?.

Lo que intenta el presi Chávez, estaría bien en una política planificada a largo plazo, donde se fuera recortando la dependencia exterior de una manera gradual y de forma paulatina se fuera fortaleciendo la producción interior para general riqueza interna, pero esto no se puede hacer de la noche a la mañana por decreto. Estas medidas tienen que contar con la ayuda y complicidad de la comunidad internacional o Venezuela se hundirá sin remisión en un colapso económico del que ni el populismo de Chávez ni su política “socialista” lo podrán sacar jamás y después ya se sabe: Vienen las revueltas, las manifestaciones, los golpes de estado y todas esas cosillas de las que el dictador Chávez sabe tanto.

Suerte a los venezolanos y pesar que: Por muy poderoso que se crea, no hay dictador que 41 años dure…
.

1 comentario:

  1. Como siga mucho tiempo Chavez en el gobierno, a Venezuela no la va a conocer ni la madre que la pario.

    ResponderEliminar

Por favor, comenta con educación y respeto

Gracias

Related Posts with Thumbnails

Follow by Email

 
Ir Arriba